Visita nuestro web

En este blog publicamos artículos de opinión sobre coaching, desarrollo profesional y personal. ¿Quieres saber más? Entra en nuestra web y descubre hasta dónde puedes llegar con una entrenadora en exclusiva para ti...

ESPAÑOL - ENGLISH - FRANÇAIS - ITALIANO - DEUTSCH


15 de julio de 2014

SEPHORA, una empresa con corazón

Siempre que me presento a una audiencia me gusta explicarles que lo mejor de mi trabajo es que me permite conocer a personas de lo más variopinto, que me enriquecen con su universo interior. Sin embargo, cuando se trata de organizaciones, el reto consiste en comprender además su universo exterior, el corporativo, el que les engloba a todos ellos y a veces incluso les desdibuja, muy a pesar de esos individuos a los que estoy entrenando y totalmente en perjuicio de esa organización cliente que me contrata para que hagan músculo emocional.

Este paisaje desolado de corporaciones sin alma, que ha sido tan común durante décadas en toda Europa, afortunadamente está cambiando. Porque las cabezas pensantes que dirigen las grandes entidades (y también muchas de las pequeñas, cómo no) se están dado cuenta, por fin, de que lo más importante son sus empleados y colaboradores. Y no sólo lo dicen de boquilla, no sólo lo expresan como una 'moderna' teoría, no sólo lo lucen en los manuales de RSC, sino en la práctica diaria. Y ya no sólo se refieren al Consejo de Administración, no sólo a los directivos top, sino que han comenzado a ampliar la mirada hacia abajo en la pirámide, para escuchar también hasta al último becario en incorporarse. Porque todos tienen algo que aportar. Porque ya es hora de que nos centremos en hablar menos de recursos y más de humanos.

He tenido la enorme fortuna de conocer una de esas empresas con alma hace un par de meses. Se trata de Sephora, perteneciente al grupo LVMH (responsable además de las prestigiosas marcas Louis Vuitton, Moët & Chandon, Dom Pérignon, Loewe, Kenzo, Givenchy, Marc Jacobs, DonnaKaran, Christian Dior, Guerlain, Tag Heuer, Bulgari, Dior, entre otras). Una de esas ocasiones en las que la Dirección de una compañía se ha mostrado ante mí con una lucidez pasmosa, con una apertura envidiable y con una generosidad palpable hacia su gente, fuera del rango que fuera. "Queremos que sientan que pueden desarrollarse dentro de la organización", me decían en las reuniones preparatorias. "Búscanos herramientas que no sean todas corporativas, que se lleven mucho valor a título personal", me insistían. Cuando una ejecutiva de una multinacional te habla así a los diez minutos de conocerte, sabes que has descubierto un tesoro mejor que el de Indiana Jones.



El perfil de la jornada sobresalió de todos los rankings que suelo encontrarme. Una propuesta audaz diseñada expresamente para todo el staff de su Central en España. Un lanzamiento simultáneo en 14 países de la firma. Un despliegue de medios a la altura del evento. Un plantel de ponentes de prestigio que me hacían palidecer. Unos participantes tímidos al principio, activos y espontáneos poco después. Un ambiente precioso raro de encontrar, con muchas caras sonrientes y también con algunas voces críticas a las que se permitía lanzar sus desacuerdos. Durante 3 intensas horas, le sacamos todo el jugo a 3 herramientas: una corporativa (elevator pitch para potenciar el branding), otra relacional (técnicas de comunicación) y un broche personal (priorización de deseos vitales). Os invito a echarle un vistazo al video, ya sólo el entorno merece la pena ;-)


Gracias desde aquí a Francisco, Carmen, Beatriz, Nathalie y Lina por vuestra increíble disposición y flexibilidad en las reuniones, acogida durante la jornada, profesionalidad en toda la logística y cercanía en todo momento. Y gracias por supuesto a todos los participantes de los que no pude aprenderme el nombre, pero que habéis llegado hasta mí desde las redes sociales,apreciando el trabajo que juntos cocreamos aquel día. Gracias, gracias, gracias a todos por permitirme poner más corazón en vuestra empresa.

 






No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Tu opinión me importa):